opinion

Sobre el libertinaje de opinión en redes

... la libertad en redes parece desplegar algunos visos de libertinaje, de anarquismo, de falta de respeto básico. Lo vemos a diario cuando personas o medios de comunicación, sin fundamento alguno, manchan el honor de las personas, sin prestar ninguna consideración a instituciones básicas como la presunción de inocencia.

Arnulfo Arias O. - Publicado:

Hoy en día, sin embargo, la libertad en redes parece desplegar algunos visos de libertinaje, de anarquismo, de falta de respeto básico. Foto: EFE.

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, Oliver Wendell Holmes, dejó sentada una opinión histórica para la libertad de prensa, de opinión y pensamiento, que luego se resumiría en la frase "el libre mercado de opiniones", y que básicamente implica que las ideas expresadas públicamente entran a una especie de mercado, en el cual las personas las consumen o no según sus propias preferencias. De allí que la libertad de expresar el pensamiento era tan sagrada como la libertad o no de consumirlas por parte de quien ese entonces o las escuchaba o las leía.

Versión impresa

Hoy en día, sin embargo, la libertad en redes parece desplegar algunos visos de libertinaje, de anarquismo, de falta de respeto básico. Lo vemos a diario cuando personas o medios de comunicación, sin fundamento alguno, manchan el honor de las personas, sin prestar ninguna consideración a instituciones básicas como la presunción de inocencia.

Y, así, alegremente disponen una inclinación desenfrenada de convertirse en jueces y en dictar sentencias de condena aún cuando la persona ni siquiera ha sido investigada dentro de un proceso criminal. Alegremente tildan a padres de familia como delincuentes y ladrones sin tener siquiera algún reparo en el daño que en el seno de un hogar podrían causar.

Para tal enfermedad de libertinaje no cabría, a mi juicio, un mecanismo de opresión que fuerce a las personas o a los medios a enderezar esas conductas; es un tema, más bien, de responsabilidad individual y de decoro, que se alcanza en sociedades avanzadas, que se logra con la madurez y comprensión de aquellos pueblos que alcanzan ya esos niveles de progreso que son irreversibles. Nosotros estamos todavía en la temprana infancia de esa realidad.

Como sociedad, no hemos tan siquiera despertado aún a las realidades de la vida y de este mundo en los que se valora mucho más la ciencia y el conocimiento que el recurso natural. Quedamos, cívicamente, rezagados en el tiempo, como un barco plagado de ese limo, algas y caracolillo que se incrustan allí en los cascos de las naves que no saben navegar, como atadas siempre en el muelle, inamovibles y atrapadas en el tiempo.

Hoy en día, las industrias tecnológicas hacen más dinero en un día de lo que las naciones pobres africanas podrían hacer al año, cosechando el fruto tan violento de la extracción minera, que no hace sino empobrecer a muchos y enriquecer a pocos.

El conocimiento técnico prevalecerá sobre cualquier riqueza natural; y para estar listos debemos primero pasar todos esos filtros de formación, de civismo, de maduraciones personales y maduraciones colectivas. Un buen punto de partida, básico para ese emprendimiento, es el respeto y tolerancia hacia los otros y la forma en la que nos expresamos hacia los demás. Sin ese pequeño paso, tambaleamos en la marcha hacia el futuro próspero de la nación.

VEA TAMBIÉN: El crimen se combate con políticas de Estado elaboradas de forma científica

Hay que respetar, pero, sobre todo, respetándose a sí mismo. El cobarde que se cree valiente porque ahora está a su alcance la expresión de sus ideas escondiéndose en las faldas amplias de los servidores, no despliega una conducta que va acorde con los tiempos, sino que involuciona, de manera rupestre, a los tiempos dados a la humanidad en los que la violencia física y bestial tenían su sitio y su labor humanizante.

El odio visceral, la falta de racionamiento en la comunicación, son conductas que debieron quedar apisonadas con ceniza de los fuegos que el hombre primitivo encontró muy útil en la cueva; ya no tienen un lugar en este mundo, en el que la falta de conocimiento constituye el aislamiento, perdición y falta de progreso.

Abogado.

Etiquetas
Por si no lo viste
Regístrate para recibir contenido exclusivo
Más Noticias

Sociedad ¡Último! Gremios magisteriales decretan paro nacional de 72 horas y refuerzan protestas en las calles

Opinión Innovación y diferencias sociales

Variedades Beneficios de la carne de pollo

Deportes Panamá femenina 'desfigurada' ante Costa Rica en el Premundial de Concacaf

Política Rómulo Roux vuelve a perder ante Yanibel Ábrego

Opinión El monstruo de Frankenstein

Variedades Hayah Festival abre convocatoria para su décimo cuarta edición

Deportes Mariadni Batista en pesa y la lucha con Ángel Cortez dieron preseas de bronce a Panamá

Sociedad Camacho: El gobierno está enfocado en perseguir a Ricardo Martinelli, no en resolver los problemas del pueblo

Variedades Demuestran la eficacia de un fármaco contra la hepatitis A en ratones

Deportes Ignacio 'Nacho' Quintana, Costa Rica superó a Panamá en 'entrenamiento invisible' y no en fútbol

Judicial Jairo 'Bolota' Salazar interpone denuncia contra Mauricio Valenzuela y el medio digital Foco

La columna de doña Perla La columna de Doña Perla

Deportes María Ossa de Amador y La Primavera, avanzan en el torneo escolar de fútbol

Sociedad Mi Bus: Pretensión salarial de conductores no se ajusta a la realidad económica del país y la empresa

Deportes IJA vence a Brader, gana título colegial de baloncesto

Judicial Aprehenden a sujeto que fue captado presuntamente agrediendo a su tía, una anciana de 80 años

Judicial Sacerdote colombiano fue condenado e incluido en lista de ofensores sexuales de la República de Panamá

Judicial New Business, un caso lleno de irregularidades y sin 'asidero jurídico'

Mundo Robert Crimo: ¿qué hay tras la mente criminal de la masacre del Día de la Independencia de EE.UU?

Deportes Mariadni Batista en pesa y la lucha con Ángel Cortez dieron preseas de bronce a Panamá

Suscríbete a nuestra página en Facebook