opinion

Una pica en Flandes

Así no se ejerce el poder político ni se gobierna. La arbitrariedad y la tiranía siempre han terminado dando cuentas del más rotundo fracaso y condena. Esta forma de gobernar encierra una pantomima barata de democracia.

Silvio Guerra Morales - Publicado:

Control de los pases sanitarios para ingresar a un bar en Francia. En Panamá, hay que decirle al Gobierno que pare el exigir pases sanitarios, de violentar la Constitución Nacional, que en su artículo 27 dispone la libertad de tránsito. Foto: EFE.

He podido advertir que, en los últimos días, ha venido aconteciendo algo que me impresiona. A raíz de la intervención de no pocos colegas, médicos y otros profesionales, sin dejar por fuera a voceros, hombres y mujeres valientes de la comunidad y que se han atrevido a manifestarse en contra de cualquier forma de obligatoriedad de las vacunas, reitero, me impresiona la capacidad de comprensión y de razonamiento de nuestro país, de nuestra gente, de nuestro pueblo.

Versión impresa

Y es que el discurso que se quiso vender en torno a la idea de que las vacunas tenían que imponerse, no ser consultadas; que las vacunas tenían que enviar un mensaje de obligatoriedad y no de espontaneidad; que las vacunas tenían que venir vía imposición del Gobierno y no por el camino de la persuasión en la población, simple y sencillamente, no ha prosperado.

Repito, el pueblo salió a manifestarse y no deja de hacerlo. Y lo que ralamente vino a poner una pica en Flandes fue la intervención del señor Presidente de la República cuando dijo que se analizaba la posibilidad de enviar de licencia y sin sueldo a los funcionarios públicos que no se hubieran vacunado o que no presentaran la tarjeta de vacunación.

Todo un país, toda una población indignada, exceptuando los manzanillos y arlequines de siempre, salió al paso a fin de expresar su repulsa, su repudio total y absoluto a semejante declaración. No solamente se insinuaba, en grado de amenazas y presiones, intimidaciones y coacciones, golpear la portaviandas del pueblo panameño, ya que, como se sabe, el Gobierno es el gran empleador, sino que se lastimó, de modo solapado, la dignidad propia de miles y miles de ciudadanos.

Se cercenó la dignidad, como primer eslabón ofendido en la cadena de la honra de los panameños, a como también se puso en tela de incertidumbre lo que significa el derecho al trabajo digno, el derecho a percibir un salario o emolumento igualmente no menos digno.

La estabilidad de cada funcionario, de manera innecesaria, fue puesta en tela de perniciosa incertidumbre, porque no había razón para salir con semejante discurso, y poner en correderas la paz y el sosiego doméstico de miles y miles de familias panameñas. Insisto, fueron miles y miles de panameños que vieron, por un momento, la portaviandas volteada, y en tan triste y penoso momento también vieron desnudados sus rostros ante la prepotencia de un Gobierno que se atrevió a decirles: ¡No habrá sueldo si no se vacunan!

Como no hay nada, a nivel nacional, que les permita agarrarse o asirse de una norma jurídica a invocar como pretexto, propósito de obligar a las personas a vacunarse, es por demás que obvio que están recurriendo a una serie de estrategias que llevan en su seno el fracaso rotundo.

Últimamente se han dedicado a promover determinadas plataformas. Entre ellas la propia Autoridad de Innovación Gubernamental que habla, inclusive, de que si no apareces en esa plataforma simple y sencillamente no podrás entrar a determinados lugares o, tal vez, cruzar de un lugar a otro, como lo es desplazarse al interior de la República. ¡Dios nos agarre confesados!

VEA TAMBIÉN: Los verdugos de la solidaridad

Todo esto hay que decírselo al Gobierno. Así no se ejerce el poder político ni se gobierna. La arbitrariedad y la tiranía siempre han terminado dando cuentas del más rotundo fracaso y condena. Esta forma de gobernar encierra una pantomima barata de democracia. Son cuestiones inconsultas, ilegales, por demás que violatorias del catálogo de los Derechos Humanos consagrados en la Convección Americana de los Derechos Humanos conocidos como el Pacto de San José de Costa Rica y que es la Ley 15 de 28 de Octubre de 1978 en Panamá.

Amén de ello, hay que decirlo, han salido a la palestra pública distinguidos médicos, entre ellos, un neonatólogo de gran renombre a señalar que las vacunas hacen daño a la salud y más todavía a los niños. También un reputado galeno lo ha sostenido y qué decir de un exministro de Salud cuyo discurso, responsablemente, busca crear conciencia en nuestra población de los efectos dañinos a la salud.

Como si esto no fuera suficiente, entonces, hay que decirle al Gobierno Nacional paren ese discurso de exigir pases sanitarios, pasaportes sanitarios, de exigir tarjetas de vacunación, de violentar la Constitución Nacional que en su artículo 27 dispone la libertad de tránsito y las excepciones a dicha norma no incluyen el "vacúnate o presenta tu tarjeta o hazte el hisopado". Colmo de los colmos, ahora nos enteramos que el hisopado lo hacía una empresa cuya regente es una alta funcionaria del Minsa. Y sigue la burla y la felonía. ¡Dios bendiga a la Patria!

Abogado.

Etiquetas
Por si no lo viste
Regístrate para recibir contenido exclusivo
Más Noticias

Deportes Panamá debuta con triunfo al vencer a Curazao en la Serie Mundial de Williamsport

Sociedad Minsa confirma dos nuevos casos de la viruela del mono, ya van siete

Judicial Retan a la presidenta de la Corte a demostrar que la justicia es imparcial e independiente en casos de Ricardo Martinelli

Variedades Feria del Libro: Agenda del Rincón Z

Opinión La cara dura, la desobediencia a las leyes y las grandes farmacias

Sociedad Estudio de la UTP definirá condiciones reales del Colegio Alfredo Cantón y su futuro

Variedades Bad Bunny, Karol G, Becky G y Farruko lideran los Premios Billboard Latinos

Deportes Carlos Herrera pide 'respetar' los estatutos de la Federación Panameña de Gimnasia

Política Realizando Metas sobrepasa los 185 mil inscritos, mientras el PRD pierde 20,032 adherentes

Provincias Frustran robo de más de $30 mil de un supermercado en Vista Alegre, Arraiján

La columna de doña Perla La columna de Doña Perla

Judicial Tribunal Superior ordena detención preventiva para dos ciudadanos que vandalizaron patrulla

Sociedad La OIT impulsa ruta de empleabilidad para migrantes y refugiados venezolanos en Panamá

Política Expediente de los 15 diputados del CD queda en manos del magistrado Heriberto Araúz

Provincias Lluvia de bala cerca de un policentro de salud en Colón deja una persona herida

Provincias Implicados en la sustracción de medicamentos enfrentan audiencia en SPA de Panamá Oeste

Variedades 'Giselle', puesta en escena del Ballet Nacional con mucho rigor técnico y artístico

Variedades 'Mesa de diálogo', de Dubosky, es tendencia en Youtube

Política Partido Panameñista abre proceso de expulsión contra Adolfo 'Beby' Valderrama y Melitón Arrocha

Economía ATP obtendrá tres ambulancias por un monto de $513 mil 600

Variedades Maiseth Castroverde, 'La Chechi', fue hackeada en Instagram

Sociedad El arzobispo de Panamá denuncia 'hechos aberrantes' contra la Iglesia católica en Nicaragua

Economía Molineros cuestionan confiabilidad de estudio de la Acodeco y revelan marcas de arroz que incumplen con la calidad

Economía Urge incrementar nivel de inversión del Estado para generar empleos

Provincias Unos 100 pozos de agua perforarán en zonas agrícolas y ganaderas de Panamá Oeste

Economía Calidad y seguridad de medicinas deben primar con importación paralela

Mundo Presos tailandeses reducen sus penas limpiando las obstruidas alcantarillas en Bangkok

Suscríbete a nuestra página en Facebook