sociedad

¡IMPACTANTE! Enfermero de UCI vivió la furia de la COVID-19, que lo dejó al borde de la muerte

Cuando fue llamado para hacerle frente a la COVID-19, lo hizo en la línea de fuego, en UCI de la Caja de Seguro Social (CSS). Abdiel Amor ayudó a salvar muchas vidas, sin pensar que más adelante tendría que luchar por la suya.

Elisinio González G. - Actualizado:

Abdiel Amor comenzó a presentar síntomas el 31 de mayo.

Versión impresa

La emergencia por la COVID-19 recién iniciaba en Panamá. Habían pasado solo siete días desde que el Ministerio de Salud (Minsa) revelaba el primer caso positivo de coronavirus, cuando el enfermero Abdiel Amor se reportaba al campo de batalla: Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la Caja de Seguro Social (CSS).

Durante ese periodo (del 9 al 16 de marzo), el número de personas contagiadas en el territorio panameño era de 69, con un deceso por causa de la enfermedad.

En esos días, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya había anunciado que la COVID-19 pasaba de ser una epidemia a una pandemia.

Ya para el 17 de marzo, en Panamá se informaba sobre el ingreso de los primeros ocho pacientes a la Unidad de Cuidados Intensivos. Fue en ese momento que la película de terror comenzó a rodar para Abdiel Amor y sus compañeros intensivistas.

La avalancha de días cargados de estrés se le vinieron encima, con turnos de 12 horas, porque el volumen de pacientes infectados crecía día tras día. 

Lo que presenció durante esos días, asegura, fue "traumático y desalentador". Largas horas de trabajo en las que ayudaba a los pacientes a luchar por sus vidas contra un enemigo invisible.

Aún no puede dejar de pensar, con profunda tristeza, en todos los pacientes que dejaron su último aliento en las frías camas del nosocomio, conectados a un ventilador mecánico.

Las imágenes aún siguen intactas. No se puede quitar de la cabeza lo que vivió.  Aquellos recuerdos de personas internadas en el hospital, sin tener la posibilidad de que las familias pudieran ir a verlos, lejos de escuchar unas palabras de amor y de aliento de sus seres más apreciados.

VEA TAMBIÉN: ¿Cómo funciona el plan de Internet gratis del Meduca en una familia con más de un estudiante?

Califica esos primeros días de su regreso de vacaciones como una "terrible pesadilla".  Días que le cambiaron la vida dentro y fuera de su trabajo.

Una vida familiar que también se trastocó; en la que no podía compartir con sus seres queridos, porque su trabajo así lo ameritaba, por encontrarse en la primera línea de fuego contra el virus que había puesto de rodillas al mundo.

El contagioLa lucha contra el coronavirus se complicó. Era el 31 de mayo, y el total de pacientes contagiados había ascendido a 13.463, mientras que el total de las muertes era de 336 a nivel nacional. De los infectados, 370 se mantenían hospitalizados: 291 en salas y 79 en las Unidades de Cuidados Intensivos.

No había forma de bajar la guardia, y Abdiel Amor lo sabía. Sin embargo, el destino le tendría preparada otra batalla por librar, la de su vida.

VEA TAMBIÉN: 

Precisamente, ese domingo 31 de mayo, como a eso de las 10:00 p.m., Abdiel Amor relata que comenzó a presentar sintomatologías de temperatura de casi 38.5 grados centígrados.

"Fui al otro intensivo de la Caja de Seguro Social. Le pedí el termómetro a una compañera y, efectivamente, estaba con temperatura de casi 38 grados centígrados", enfatizó.

Al paso aparecieron otros síntomas. "Me sentía con el cuerpo pesado, estaba tosiendo y, entonces, para no poner en riesgo a otros cuatro compañeros, porque éramos cinco de turno, lo que hice fue que llamé a la supervisora, le comenté lo que me estaba pasando y ella me dijo que me fuera a atender".

Cumplida la prueba de contagio para detectar la COVID-19, mediante el hisopado, el enfermero intensivista abandonaba la Caja de Seguro Social. Tocaba esperar tres días para conocer el resultado. 

VEA TAMBIÉN: [VIDEO] ¿Qué debe saber del segundo pago de la Beca Universal?

Pero esos tres días jamás se cumplieron. En menos de 24 horas, el estado de salud de Abdiel Amor empeoró. No podía levantarse de la cama. El dolor se hacía presente en cada una de sus extremidades. La cara se le enrojeció y los escalofríos eran constantes.

De vuelta al Complejo Hospitalario Dr. Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social, pero ahora como paciente, Abdiel Amor estaba convencido de que se había contagiado de coronavirus. Minutos después, el doctor que lo atendió le comentó que tenía toda la sintomatología de un paciente con el virus, al ver que los exámenes de laboratorio le habían salido alterados y la temperatura rozaba los 40 grados centígrados.

"Me consiguieron una cama allí mismo donde yo trabajo, en la Unidad de Cuidados Intensivos. Me ingresaron ese mismo día, el 1 de junio", precisó.

Abdiel Amor no era un paciente de alto riesgo. Con 33 años de edad, no presentaba patologías previas.

"En realidad, no sé qué pudo empeorar la situación, el virus me atacó de una forma diferente", destacó.

VEA TAMBIÉN: ¿Cómo será el proceso de pago para el segundo desembolso de la Beca Universal?

En coma inducidoPor los días que tuvo que enfrentar al coronavirus como enfermero intensivista, no pudo evitar que los pensamientos negativos invadieran su mente. Sabía cuáles eran las complicaciones que podría presentar ahora como paciente de COVID-19.

"Para mí, fue bastante difícil, en el sentido que, de enfermero, me veía en la posición de paciente, me deprimí bastante los primeros días, no lo podía creer", mencionó.

Cumplía el sexto día en la Unidad de Cuidados Intensivos. La parte respiratoria estaba desmejorando, debido a la furia del virus. La falta de oxígeno era evidente. Había que actuar rápido, y así se lo hizo saber el doctor.

"El doctor habló conmigo, me explicó que los exámenes no salían bien, que la saturación no era normal y que necesitaban entubarme, porque tenían que proceder a colocarme un ventilador mecánico para que hiciera el trabajo", expresó. 

La respuesta que le dio al doctor, el pasado 6 de junio, la volvió a rememorar con exactitud: "le dije al doctor que aceptaba cualquier decisión que tomaran, que si estaba en la potestad de ellos entubarme, que lo hicieran".

VEA TAMBIÉN: Estudiantes de primer grado recibirán sus dos pagos de la beca universal el 21 de septiembre

Dentro de la habitación, antes de que fuera entubado, firmó también un consentimiento para recibir el tratamiento de plasma convaleciente.

Luego de estampar su firma en el consentimiento, las lágrimas se hicieron presentes dentro de las cuatro paredes. Un sentimiento de profunda tristeza embargó a sus compañeros de trabajo, que nunca dejaron de estar pendiente de su estado de salud. Incluso, la enfermera que lo atendía en ese momento, la cual lo iba a sedar, no pudo evitar dejar de escapar unas lágrimas detrás de su careta protectora.

Era el momento de entubarlo para permitirle al ventilador mecánico hacer el trabajo.

La función del ventilador mecánico es ejercer presión suficiente para mantener los pulmones abiertos, impidiendo su colapso, y mejorando así el paso de oxígeno a la sangre, mientras el sistema inmune combate al virus.

Haciendo alarde de valentía y positivismo, Abdiel Amor tuvo una última voluntad antes de que fuera sometido al coma inducido. Tomó su celular e hizo unas llamadas a las personas más importantes de su vida,  y les comunicó que sería entubado, que no se preocuparan, porque estaba convencido de que, con la ayuda de Dios, iba a salir victorioso de esta batalla. 

VEA TAMBIÉN: Autoridad de Turismo de Panamá lanza curso gratuito de inglés

Secuelas de la enfermedadFueron 14 días en coma inducido. Un día antes de que le quitaran el tubo, solo recuerda las voces de sus compañeros y la del doctor sobre algunas indicaciones que le daban.

Dentro de la habitación, sus compañeros de trabajo eran los más felices. No podían creer de lo que habían sido testigos, luego de los 14 días en que todo fue angustia, desesperación e incertidumbre. 

"Desde el 20 de junio que me desentubaron, estuve como cinco días en el área bajo observación, con oxígeno, con tratamientos. Salí un 25 de junio, de intensivos para la casa", aseguró con un tono de felicidad.

Como explican los expertos, el paso de un paciente por la Unidad de Cuidados Intensivos es solo el comienzo en la carrera por salir adelante. Resulta común que necesiten fisioterapia para aprender a caminar nuevamente o, incluso, hasta para respirar.

VEA TAMBIÉN: Estados Unidos buscaría actuar de facto en Guatemala por el caso de los diputados Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares

En el caso de Abdiel Amor, no fue la excepción. A su salida del nosocomio no podía mover nada del cuello para abajo. Aún hoy sigue asistiendo a terapia física, porque una de las complicaciones que presentó durante los días que estuvo en coma inducido, fue que se le hinchó la pierna derecha. "La parte del lado derecho no coordino mucho. Sigo haciendo terapias, he corregido bastante".

En tanto, la parte respiratoria se vio bastante afectada. Los inhaladores y terapias no han faltado, porque en la lucha contra la COVID-19 los pulmones quedaron resentidos. Además, ha sido fundamental el seguimiento que le ha dado un neumólogo en su proceso de recuperación.

De igual forma, no se puede pasar por alto el daño psicológico que provoca el ser ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Ya en su residencia, Abdiel Amor confesó que lloró, "me acordaba del momento cuando desperté, en el momento que estaba en cama en el hospital, en el momento que me puyaban".

De los pasajes anteriores de su vida, nació la recomendación para que fuera asistido por un especialista del área de psiquiatría.

VEA TAMBIÉN: Ricardo Martinelli se siente optimista por avances en el proceso para crear el Partido Realizando Metas

Investigadores revelan que la psicosis de la Unidad de Cuidados Intensivos es algo común. Estiman que afecta a entre un cuarto y un tercio de todos los pacientes que hayan pasado por el área donde se lucha por sobrevivir con la ayuda de sofisticadas máquinas.

"Al Abdiel que salió un 25 de junio del hospital, al Abdiel de ahora, todos se quedan sorprendidos", dijo con entusiasmo, no sin antes aclarar que sigue incapacitado, porque aún los exámenes le salen un poco alterados y los pulmones todavía están un poco afectados.

Para finalizar, pidió a las personas que no bajen la guardia ante este asesino silencioso. Que ahora, más que nunca, no den su brazo a torcer y cumplan con las medidas recomendadas por el Ministerio de Salud para evitar contagiarse de la COVID-19, enfermedad que lo llevó a experimentar los momentos más dantescos de toda su vida.

Etiquetas
Por si no lo viste
Regístrate para recibir contenido exclusivo
Más Noticias

Sociedad Gran porcentaje de los fallecidos por covid-19 no se había vacunado: ¿Cuál es la forma correcta de hacerlo?

Deportes Berhalter: “Falta trabajo por hacer“

Deportes Inglaterra y Estados Unidos no pasan de un 'aburrido' empate

Provincias Productores de maíz de Los Santos regalan el producto como medida de protesta

Sociedad ¡Hay bono! Funcionarios de aduanas alcanzan acuerdo y suspenden huelga

Variedades Mónica 'Lola' Díaz desenmascaró a Ingrid De Ycaza: 'Espero que en el próximo careo no llore'

Deportes Ecuador termina tabla ante Países Bajos; Enner Valencia enciende alarmas

Provincias Dos víctimas por atropello, una en Vacamonte y la otra en Veraguas

Deportes Neymar, el más castigado del Mundial y se perderá dos juegos

Deportes La afición argentina se debate entre ganar Mundial y no pasar la primera fase

Senegal cree y hunde a Catar en su propio Mundial

Política Partidos políticos: Entre cifras y fuerza electoral, con miras a elecciones del 2024

Sociedad Ministros de Educación de la región debaten sobre el presente y futuro educativo

Variedades Brithany Ryce lamentó la forma en la que se expresaron sobre ella en 'Ventaneando'

Deportes Argentina y México: Contra las cuerdas

Deportes Neymar, el más castigado del Mundial y se perderá dos juegos

Sociedad Gran parte de la ciudad de Panamá y San Miguelito estará sin agua este sábado 26 de noviembre

Deportes España, selección más goleadora y con mayor posesión del Mundial

Provincias Recuperan siete vehículos con documentación falsificada en Panamá Oeste

Variedades Nicolle Ferguson comentó su primer partido en la Copa del Mundo: 'Es todo lo que soñé y más'

Mundo Presentan revolucionario tratamiento contra el cáncer: ¿Qué ventajas ofrecerá?

Provincias Detienen en frontera tico-panameña a un hombre implicado en el femicidio de joven de 17 años en Tierras Altas

Deportes Inglaterra y Estados Unidos no pasan de un 'aburrido' empate

Suscríbete a nuestra página en Facebook