mundo

Una nación desplazada que sufre de hambre

La catástrofe provocada por la hambruna es comparada con la que vivió Somalia o Etiopía.

Anas Baba / Rafah, Gaza / EFE - Actualizado:

Palestinos desplazados internos preparan pan con leña ante la escasez de gas en los campos de refugiados de la ciudad de Rafah. Foto: EFE

“Nos hemos convertido en huesos”, lamenta Fatma al Madani, una de las muchas madres en Gaza que no sabe como dar de comer a sus hijos, que lloran toda la noche con el estómago vacío.

Versión impresa

La suya es una de las muchas familias de desplazados por la guerra en la Franja palestina, que sobreviven como pueden ante una hambruna calificada por Naciones Unidas como una “catástrofe” humanitaria.

“El niño grita toda la noche por tener hambre” relata esta mujer, desplazada con su familia a Rafah, lo más al sur del enclave costero.

Una tienda de campaña en la que se hacinan 10 personas se ha convertido en su precario hogar, en el que “no hay ni pan para comer”.

Todos tiene hambre, todos. Tengo una enfermedad renal y necesito alimentación especial, pero no encuentro nada”, denuncia esta madre, pues además de comida faltan medicinas, higiene o agua.

Y lo poco que se encuentra para llevarse a la boca “está todo caro, no se puede comprar nada”, pues los precios se han disparado ante la escasez.

No encontramos ni para hacer un trozo de pan en esta situación, en medio de la arena y las tiendas de campaña”, añade, pues la ayuda humanitaria apenas llega.

“Si ves algo, es caro, lo miras, pero no lo puedes comprar”, sentencia esta mujer.

Tag Ahmed, otro de los cientos de miles de desplazados, se estima cerca de 1.9 millones, el 85 por ciento de los gazatíes que han tenido que dejar su hogar, es categórico: “Vivimos en la pobreza, en la miseria”.

Hasta el punto de tener que racionar el poco pan que consiguen, “para que no se termine, es agotador”, aseguró.

Unas 40 personas, cuatro familias, comparten como pueden una tienda de campaña, los hombres durmiendo fuera, pese al frío.

Lo poco que consiguen lo cocinan en un puchero sobre una improvisada cocina, unos ladrillos entre los que queman leña.

Unas pocas verduras y algunos huevos, junto a los que no para de llorar un bebé, se pueden ver en una de las tiendas de campaña de un campo de desplazados, mientras afuera unos niños juegan en la arena, no todos con zapatos.

En otra, unas mujeres preparan algo con lo que engañar al estómago, a base de harina y agua.

Rudab Abunazi, otra desplazada, sufre lo mismo: unas 30 personas apelotonadas en un pequeño espacio. “Estamos sufriendo mucho”, algo que además de física “afecta psicológicamente”, declaró.

Enferma de eccema (dermatitis atópica), su estado “ha empeorado por las condiciones que vivimos aquí”, donde “es todo difícil, muy difícil”.

Las condiciones de vida ya son insoportables, los precios llegaron al doble”, manifiesta: “Cada uno tiene una historia, un sufrimiento”.

La mitad de la población en la Franja de Gaza se está muriendo de hambre y nueve de cada 10 personas no están comiendo lo suficiente, según advirtió recientemente el subdirector ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA), Carl Skau.

Varias zonas de Gaza han alcanzado el nivel más alto, el de “catástrofe”, en el baremo de Naciones Unidas sobre inseguridad alimentaria, por la hambruna en el norte y sur de la Franja palestina, una situación extrema que no ocurría desde crisis humanitarias como las de Somalia o Etiopía.

¡Mira lo que tiene nuestro canal de YouTube!

Etiquetas
Por si no lo viste
Regístrate para recibir contenido exclusivo
Más Noticias

Opinión La ruleta de la desgracia

Economía Finanzas públicas podrían empezar a mejorar en un año

Deportes Bárcenas: 'Fue un buen partido, faltó meter el gol'

Economía Sacyr optimista ante millonario arbitraje contra Panamá

Deportes Gonzalo García apunta a cambios para mejorar categorías formativas

Opinión Impacto del turismo en la sostenibilidad

Nación A pesar de críticas, es positivo que Panamá siga en el Parlacen

Sociedad Maltrato al adulto mayor: Un flagelo de cual no escapa Panamá

Nación Segundo trimestre en medio de la transición

Deportes Panamá ante Paraguay, en el Día del Padre

Opinión ¿Petro quiere revivir a los muertos porque los vivos no lo quieren?

Provincias Tras alerta amarilla suspenden acceso a áreas protegidas de Chiriquí

Nación Buses para el Casco Antiguo tienen un año en espera de refrendo

Opinión Ante la ausencia del espíritu armónico

Provincias Alerta amarilla en seis provincias y una comarca

Deportes Panamá define su equipo para la Copa América 2024

Nación Supuesta ilegalidad en cesión de contrato de energía en Río Alejandro

Opinión La prioritaria cooperacion multipartidista en la AN

Sociedad Incentivo permanente para jubilados y pensionados ya es Ley

Deportes Alemania, con incontestable estreno en la Eurocopa

Sociedad Minsa reporta 42 defunciones por influenza en lo que va del año

Opinión Haití: llama a la acción de todos los caribeños y latinoamericanos

Provincias Este lunes dos provincias y una comarca avanzan al apagón análogo

Nación Seguridad, primordial en Gobierno entrante

Provincias Decisión sobre anulación de sentencia por femicidio de Stephanie será el 24 de junio

Nación Toma de posesión de Mulino, la séptima post-invasión

Aldea global Cuenca del río Teribe cuenta con importante riqueza de camarones

Aldea global Viveros reavivan un mejor porvenir para las tortugas marinas

Política Luis Roquebert, nominado para administrador de la AMP

Rumbos Tradiciones de San Juan, sinónimo de cultura y fe

Política Gregorio Ordóñez, designado como viceministro de Trabajo

Sociedad Paciente se queja por falta de atención en la Policlínica de Natá

Suscríbete a nuestra página en Facebook